Comienzo citando a Raimundo Salas..

Esas palabras hondas son hoy imprescindibles para que comencemos a entendernos.
El día que se hagan habla común, el día que se digan sin esconderse, sin tener miedo a ser oídos por los que ya las olvidaron, por los que nunca las dijeron, ese día el mundo habrá cambiado, la vida habrá cambiado, todo será posible..

lunes, 26 de enero de 2009

Memorias de mi niñez..



Echo de menos..los lugares encantados..
las palabras compartidas..los sueños irrealizables..

Echo de menos..los amaneceres esperanzados..
los árboles conquistados..las risas desproporcionadas..

Echo de menos..la ardiente inocencia..
el valor de un cielo estrellado..los murmullos del pasado..

Echo de menos..el calor de las miradas..
los molinos de viento..las charcas estancadas..

Echo de menos..el sonido de unas alas..
los colores del mañana..la cadencia de mi voz..
Rocahemu.
..............................................................................
Con esta entrada sólo he querido recordar un poco lo que era la infancia..como se sentía uno..de que forma veía la vida.....Personalmente siempre he sido bastante soñadora...y lo sigo siendo, pero creo que cuando eres niño, todo se ve de una manera muy distinta...todo es..."especial".
De alguna forma echo de menos los sentimientos experimentados por primera vez, elevados a la máxima potencia con la imaginación que nos carecteriza en esos años...No me entendais mal, no es nostalgia...sólo un poco de autorrecuerdo que me apetecía plasmar en el blog..
Supongo que no por nada se dice en pasado lo de: "aquellos maravillosos años", aunque eso no quita que ahora también podamos disfrutar de "estos maravillosos años", no?? Hay que disfrutar de todas las épocas y todas las edades..porque la vida puede ser maravillosa, si uno quiere que lo sea y es capaz de aprender a disfrutarla..

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un Bocadillo de nocilla, con un vaso de leche con colacao, con las manos sucias y mi abuela diciéndome "estas sudando como un pollo".Que energía y que vitalidad, aun existente, aun latentes, pero poco evidentes.
Prima, yo lo que mas puedo echar de menos y de momento me vienen miles de recuerdos, es a como olía la vida, mis padres, el colegio, mí sudor, las tardes jugando en el patio, la hora de la merienda, y sobre todo los domingos en el campo con mi familia.
Prima, gracias por traer bellos recuerdos a tus lectores.
Hasta pronto "pequeñaja".

Javier dijo...

Se hecha de menos porque aunque se sigue siendo soñador, no es igual a cuando se soñaba siendo niño, ahora soñamos con los pies en la tierra y en la infancia podíamos hacerlo sin miedo a elevarnos.

Besos

Anónimo dijo...

Hecho de menos..., hubiera sido un buen titulo.
Prima no eches de menos y echa de mas ahora.
Mira yo, echado de mas aquí y he dejado dos comentarios, ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ahi,jajaa,jaja,ajan,ajan,ajan, bueno, ¿te bajas a jugar o tienes que estudiar? jajaja, ....

Rocahemu dijo...

Enrique: gracias por pasarte por aquí a partida doble y acompañarme con tus palabras pequeñajo..jeje..Un abrazo de oso fuerteeeeeee!!!!;)

Javier: pues es verdad..la niñez es una época de sueños e ilusiones que no debería perderse nadie..yo a veces aún sueño despierta..me gusta hacerlo..porque no..es bonito imaginar un mundo distinto..sin tantas complicaciones..es bonito seguir soñando de vez en cuando..anunque ya no seamos niños..soñémos;)

Besos agradecidos;)